Pro

El auge de la innovación pandémica no nos hizo más productivos

Escrito el 01/09/2022
6 minutos


Por The Economist

Lee este artículo.

La digitalización y las nuevas formas de trabajar estaban destinadas a desencadenar el crecimiento de la productividad. ¿Qué salió mal?

Entre las pruebas y confinamientos de los años del COVID, hubo un resquicio de esperanza. A fines de 2020, con la aprobación de las vacunas contra el virus, y en 2021, cuando las vacunas hicieron su magia, el tecnooptimismo comenzó a extenderse. Si las personas pudieran desarrollar vacunas que salvan vidas en meses, ¿por qué el mundo no podría salir de su letargo de bajo crecimiento y baja productividad? Las empresas podrían adoptar la digitalización como nunca antes; el cambio a trabajar desde casa podría permitir que las personas, libres de chismes en la oficina y viajes agotadores, trabajen de manera más efectiva; en poco tiempo habría vacunas para todas las enfermedades imaginables. Los gobiernos prometieron gastar mucho en ciencia; las empresas esbozaron jugosos planes de I+D.


Contenido exclusivo para suscriptores

Para acceder a todo nuestro contenido suscríbete a tu prueba de 15 días.